La brecha salarial

¿SabíasQue la diferencia salarial anual entre hombres y mujeres es de 5941 euros?
Debemos #RomperEtiquetas para acabar con la #BrechaSalarial y que se reconozca que, a igual trabajo, igual salario #8Marzo

8 de Marzo Dia internacional de la Mujer

Con motivo del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, USO lanza la campaña “Rompamos la etiqueta de la precariedad femenina”. La etiqueta de la precariedad laboral, se extiende durante toda la vida de las mujeres. Desde que son jóvenes, que acceden, en su mayoría a puestos de trabajo parciales y temporales, lo que repercute en inferiores salarios y cotizaciones a la Seguridad Social. Durante la edad adulta, ven condicionada su vida laboral por la maternidad y el trabajo de cuidados familiares no remunerado. Durante la vejez, tras cotizaciones marcadas por los contratos a tiempo parcial y temporales, reciben pensiones de jubilación por debajo del SMI en un 69%, con datos actualizados a enero 2018. Acabar con la etiqueta “precaria” es el objetivo de la USO.

Acuerdo de Colaboracion entre USO y ADAMS

Acuerdo de Colaboración entre USO Y ADAMS (Descuentos Oposiciones, Cursos, Libros).

Acuerdo de Colaboración entre USO y ADAMS

USO y ADAMS han firmado un acuerdo-convenio de colaboración, por el cual, los afiliados y afiliadas a USO podrán beneficiarse de unos descuentos, tanto enoposiciones como en cursos profesionales, sobre los precios oficiales de clases presenciales, a distancia y online de ADAMS.
Para poder disfrutar de estos descuentos, el afiliado/a deberá acreditar la condición de afiliado/a por USO a través de un certificado que deberá expedir el sindicato o presentando el carnet de afiliado/a, en la que conste que al menos tiene una antigüedad mínima de 3 meses como afiliado. Para mantener el descuento, debe mantener la afiliación durante el tiempo que esté matriculado en ADAMS.
Accede a la web de Adams para conocer los descuentos:

EL DERROCHE DE LA “HUCHA” HACE INSOSTENIBLE EL ACTUAL SISTEMA DE PENSIONES.

EL DERROCHE DE LA “HUCHA” HACE INSOSTENIBLE EL ACTUAL SISTEMA DE PENSIONES.

El Gobierno ha vuelto a recurrir a préstamos extraordinarios para afrontar el pago de las pensiones. En este caso, se endeudará con el Tesoro Público en 15.000 millones, un préstamo mayor que el solicitado en 2017, cuando el Ejecutivo ya tuvo que recurrir a un crédito de 10.192 millones para cumplir con el pago de la extra de diciembre de nuestros jubilados.

Desde 2012, el Gobierno ha saqueado sistemáticamente la “hucha” de las pensiones, que terminó 2011 con un Fondo de Reserva de 66.815 millones de euros que ha dilapidado en seis años hasta dejarlo en 8.095 millones de euros al terminar 2017.

De esta forma, tal y como venimos denunciando durante años desde la USO, “no solo no se ataja el problema a futuro del desafío demográfico y la falta de cotizaciones, sino que se ha puesto en riesgo la sostenibilidad del sistema de un mes para otro. El Gobierno ha salido del paso cada vez que se presentaban problemas de liquidez tomando ‘prestado’ dinero de los fondos de todos. Préstamos que ni han sido devueltos ni han sido destinados a sus fines, que eran el pago de las pensiones o el fomento del empleo estable que garantizase las cotizaciones presentes y futuras”, defiende Sara García, secretaria de Acción Sindical y Salud Laboral de la USO.

Tal y como hemos recogido en nuestra Resolución-Programa, emanada del 11º Congreso Confederal, y en el marco de nuestra presencia en la Mesa Estatal Pro-Referéndum de las Pensiones (MERP), consideramos “necesario ampliar el espíritu que ya recoge la Carta Magna, promoviendo una reforma que modifique el artículo que establece la garantía de pensiones adecuadas y periódicamente actualizadas, en el sentido de que se refuerce como obligación y mandato constitucional inexcusable para los poderes públicos la prohibición de cualquier tipo de privatización y el mantenimiento del poder adquisitivo real de las pensiones”.

Solo de esta forma, añade Sara García, “el uso que se haga del Fondo de Reserva no dependerá del gobierno de turno, y la provisión de partidas presupuestarias para hacer frente a los pagos, si es que la “hucha” ya no diera para ello por su creciente malversación, será de obligado cumplimiento por la Carta Magna, sean los Presupuestos Generales del Estado del color político que sean”.

Desde la USO, nos preguntamos en qué momento se encuentran los trabajos de la Comisión del Pacto de Toledo, cuyo cometido de reforma de las pensiones era tan urgente de abordar el año pasado y cuya importancia parece haberse esfumado frente a otras prioridades políticas. Sara García exige que se aborde “sin dilación, con un sentido de Estado más allá de los partidos y con la pluralidad de voces necesaria para un pacto que afecta a todos los españoles. En la USO reivindicamos ser escuchados, ya que somos el tercer sindicato de este país y nuestros afiliados y afiliadas merecen formar parte de una mesa de diálogo que va a legislar el Estado del Bienestar al que contribuimos”. En este sentido, nuestro sindicato seguirá participando en tantas acciones reivindicativas por el futuro de las pensiones como consideremos necesarias, tanto de manera individual como en el marco de la MERP, con el objetivo claro de convertir en realidad el lema #BlindarLasPensiones.

EL PAIS. Entrevista al nuevo Secretario General de USO

EL PAIS. Entrevista al nuevo Secretario General de USO “Hay que darle un sablazo fiscal a las empresas que generan empleo basura”.

“Hay que darle un sablazo fiscal a las empresas que generan empleo basura”

El nuevo secretario general de USO defiende nuevas formas de movilización y protesta

Apenas hace dos semanas que Joaquín Pérez se ha convertido en secretario general de la Unión Sindical Obrera (USO), la tercera central del país con una representación entre los trabajadores algo por encima del 4%, lejos de los dos mayoritarios, CC OO y UGT. Y por aquí quiere comenzar Pérez (Madrid, 1977) su trabajo: “Somos el tercer sindicato y en muchas empresas no se nos conoce, seguramente por culpa nuestra y, en parte, por temas externos”.

Para lograr esa visibilidad, reclama cambios legales: “No hay las mismas reglas del juego para todos”. Pide rebajar el umbral de representatividad sectorial, ahora en el 10%, para convocar elecciones sindicales para llegar al “pluralismo sindical”. Lo defiende como un valor en sí mismo porque “habrá soluciones diferentes ante los mismos problemas”.

No cree debilitar así al movimiento sindical, pese a que en los países que estas organizaciones tienen más peso (países nórdicos o Alemania), hay menor diversidad: “Eso es por el modelo de negociación colectiva. Aquí cuando negocias, representas a todos, afiliados o no, y se aplica a todos”. ¿Quiere cambiar la ley y que solo se beneficien afiliados? “Como modelo óptimo, por supuesto. Pero eso ahora es utópico”.

Pérez es el sexto secretario general de USO, una organización de casi 50 años que con la democracia se dividió: gran parte de su dirección, cuadros y afiliados se unieron a UGT. Otros, muchos menos, a CC OO. ¿En qué se diferencia de estas centrales? “Somos independientes de los partidos políticos, estipulamos que los ingresos externos no pueden superar el 20%. No pretendemos ser una UGT o CC OO en pequeño. Eso no significa que lo suyo sea malo, solo que el nuestro es distinto”.

Fuera del trabajo orgánico —Pérez antes se ha encargado de formación y comunicación—, el nuevo líder de USO rechaza la reforma laboral de 2012, “también la anterior”. Y añade: “Sobre precariedad, tenemos una propuesta fiscal ambiciosa. Con todos estos nuevos empleos que están precarizando el empleo como nunca: ¿cómo vamos a tratar igual a una empresa que genera empleo y a una que no lo genera”. ¿Y eso cómo se concreta? “Hay que pegarle un sablazo a la que no genera empleo. Las empresas deben devolver lo que están recibiendo de la sociedad, que es dejarles operar, una legislación, un mercado, una protección. O lo devuelven en forma de empleo o vía impositiva”.

—¿Un sablazo a todas? ¿Y las que tengan problemas?

“Digo que todas las empresas que están viniendo ahora (Glovo, Deliveroo, Amazon, Uber), lo que hacen es destruir empleo estable, que ya existía —los repartidores ya existían, podían existir repartidores por cuenta ajena, que es como debían estar— y están generando empleo basura. Es injusto que una empresa de reparto con los trabajadores contratados tenga que pagar lo mismo que estas compañías”.

Esta es una de las propuestas contra la precariedad. También defiende el boicot comercial: “Tenemos que ser creativo. Las antiguas fórmulas valdrán en algunos casos, pero en otros no. Seguramente la movilización que podemos hacer es que todos quitemos unas cuantas app de los móviles o que no las usemos una semana. Se trata de volver a la solidaridad obrera. Ahora en vez de cortar una carretera…”.

A este maestro, padre de dos hijos, le preocupa cómo responder al empleo que demandan estas empresas: “Tiene que haber valentía. La UE tiene la oportunidad de poner coto. Si ahora tenemos empleo precario en el empleo tradicional, lo que nos puede venir como no se legisle esto, es fino. Amazon pidiendo colaboradores se va a quedar pequeño. Si lo hacen ellos, ¿por qué no lo va a hacer El Corte Inglés o el bar de abajo? ¿Y si los camareros van a comisión por caña vendida?”.

“Los sindicatos nos hemos quedado atrás”, admite este maestro al hablar sobre cómo adaptarse a los tiempos actuales. “Las viejas estructuras sectoriales y territoriales están sobrepasadas. Hay quien trabaja en casa para empresas de dos sectores y un rato de autónomo. ¿Qué encaje tiene eso en esas estructura?”. Pérez cree que los salarios deberían subir: “Sí, tienen que crecer mucho”. USO en los convenios que negocia pide aumentos del 2,5% al 3,5% y recuperar lo perdido en la crisis